Excursión al Jardín de Cactus, Mirador del Río y Jameos del Agua

diferentes excursiones a realizar en lanzarote

Aproximadamente a 20 minutos del puerto en el que atracan los cruceros que llegan a Lanzarote, el Jardín de Cactus, en el municipio de Teguise, bien merece una visita. En él se reúnen casi millar y medio de especies de cactus de todo el mundo. Fácilmente reconocible desde la carretera gracias al gran cactus metálico que hay a su entrada, el original Jardín es la última obra del genial César Manrique en su isla de nacimiento y otro ejemplo de la unión entre naturaleza y arte que guió su obra. Los amantes de la jardinería en particular y de la naturaleza en general reconocerán el alto valor botánico de su colección de cactus.

 

Del Jardín de Cactus al Mirador del Río

En el extremo norte de la isla de Lanzarote, el mirador de El Río, a casi 500 metros de altura sobre el nivel del mar, enclavado en el Risco de Famara, ofrece unas vistas extraordinarias del archipiélago de Chinijo, formado por dos pequeños islotes y por la isla de La Graciosa, separado de Lanzarote por el estrecho que da nombre al mirador. El conjunto de las islas, el mar, el cielo y la profundidad del acantilado conforman una estampa inolvidable. El mismo edificio que alberga el mirador, que parece prolongarse fuera de los límites del acantilado, es de gran interés, como toda la obra de César Manrique.

 

Del mirador del Rio a los Jameos del Agua

De regreso al crucero, esta propuesta de ruta se desvía hacia los Jameos del Agua, una de las principales atracciones turísticas de la isla, también en el municipio de Haría. Los Jameos es una cueva volcánica en cuyo pequeño lago interior habita una especie de cangrejo albino única en el mundo. A partir de esta creación de la naturaleza, el talento de Manrique ha integrado en el lugar un auditorio en el que se celebran todo tipo de conciertos, un jardín de palmeras y una de las piscinas más bonitas del mundo, en la actualidad visitable pero cerrada al baño. Además, cuenta con servicio de cafetería y sala de exposiciones. El conjunto es de un atractivo irresistible.