Excursión completa por Santa Cruz de La Palma

Excursión completa por Santa Cruz de La Palma

Una ciudad histórica

Santa Cruz de la Palma es una ciudad con un importante patrimonio arquitectónico y artístico. Localizada al este de la isla fue uno de los principales puertos de Canarias y donde comerciaron mercaderes de todo el mundo: Holanda, Italia, Inglaterra, Irlanda,... Esto hizo que cuente con una interesante colección de obras de arte llegada de todas partes del mundo (incluyendo América). También disfrutar de la arquitectura colonial, la artesanía y gastronomía es recomendable.

 

Shopping en la ciudad

Una vez hayamos llegado a la calle O'Daly encontraremos innumerables tiendas de artesanía insular. En esta calle nada más entremos desde el puerto nos encontramos con algunas. En ellas se pueden comprar productos de la gastronomía palmera, entre ella sus dulces. La Palma es la isla más golosa del archipiélago (rapaduras, almendrados, etc.).

También se puede comprar algún suvenir de la isla en Santa Cruz sin salir de esta misma calle.

 

La plaza renacentista

Una vez dentro de la calle O'Daly (también conocida como calle Real) se tarda muy poco en llegar hasta la plaza de España. En esta zona contemplaremos el mejor ejemplo de la arquitectura renacentista en Canarias: la fachada del ayuntamiento (de época de Carlos V), la fuente renacentista (única en el archipiélago) y la portada de la iglesia del Salvador.

También contemplaremos la estatua a Manuel Díaz (personaje local) y algunas de las principales casas señoriales de la ciudad.

 

Iglesia del Salvador

Cuenta con una interesante colección de obras de arte (L-V 10:00-20:30; S 10:00-14:00 y 18:00:20:30; D 8:30-13:00 y 19:00-20:30). Hay importantes tallas de origen flamenco (San Luis rey de Francia, etc.) y obras del imaginero canario Fernando Estévez (Cristo del Perdón, etc.).

También son de interés el retablo mayor( Antonio María Esquivel), la pila de mármol de carrara (la más antigua de este tipo en Canarias) y la techumbre de estilo mudéjar, la más bella del archipiélago.

 

Visita a la Cosmológica

Si ascendemos por las escaleras que se encuentran al lado de la iglesia del Salvador nos encontraremos de frente con la Real Sociedad La Cosmológica. Se trata de una institución cultural centenaria clave para conocer sobre la historia de La Palma. Encontraremos una colección glíptica (escudos) de antiguas casonas y las puertas de entrada a la ciudad, hoy desaparecidas.

También hay una biblioteca y una hemeroteca de las más completas de las islas Canarias.

 

Plaza de Santo Domingo

Saliendo de la Cosmológica seguimos subiendo la cuesta, girando en la primera calle a la izquierda hasta que encontremos una plaza. Este es el antiguo convento dominico de San Miguel de las Victorias. Actualmente en el viejo convento hay instalado un instituto. Es complicado acceder a la iglesia, pero si se puede merece la pena (L-D 17:00h): Obras flamencas y la colección de retablos barrocos más completos de Canarias están en su interior.

 

Museo de arte contemporáneo

Justo debajo de la plaza de Santo Domingo, en la calle Virgen de la luz, encontramos el Museo de Arte Contemporáneo y Centro de Interpretación de la Bajada de la Virgen de las Nieves (L-V 10:00-17:00;S 10:00-13:00). Encontraremos obras de arte de los principales artistas canarios, además de salas dedicadas a las fiestas lustrales en honor a la patrona de la isla, la Virgen de las Nieves. Ambos museos se localizan en una casa del siglo XVII completamente remodelada.

 

Ermita de San Telmo

Saliendo del museo a mano izquierda subimos esta calle hasta llegar a la iglesia de San Telmo. Desde este lugar tendremos una vista privilegiada tanto del puerto como de parte de la ciudad. Además podemos visitar la ermita de San Telmo, de pequeño tamaño. Fue construida por los pescadores de la ciudad y su titularidad está compartida con la Virgen de la Luz. La ermita es de estilo palmero (traído por los portugueses) con puerta, balcón y espadaña (donde se colocan las campanas).

 

Plaza del Dornajo

Uno de los barrios más populares de Santa Cruz de La Palma es el de San Sebastián o de La Canela. Para llegar ahí volveremos hasta la plaza de Santo Domingo y de ahí hasta la carretera por la que volvimos. Pero en vez de girar a la derecha y bajar la cuesta iremos a la izquierda. Subiremos hasta la plaza del Dornajo, una pequeña plaza pavimentada en piedra. A lo largo del camino observaremos algunas viviendas históricas, uno de los mejores ejemplos de la arquitectura popular de la ciudad.

 

Paseo por la recova

Bajamos hasta volver a la plaza de España y desde aquí hasta la Recova o mercado de Santa Cruz, en la Avenida del Puente. Es otro lugar adecuado para hacer unas compras o para consumir productos locales. El edificio, de estilo clasicista, fue construido entre los siglos XIX y XX. Aunque no es muy grande en él encontraremos productos de toda la isla, incluyendo aquello que cuentan con el sello de Denominación de Origen.

También dispone de cafeterías y de mesas en el exterior del edificio.

 

Relax + café

Volvemos a incorporarnos a la calle real. A pesar de que las calles O'Daly y Pérez de Brito (las centrales de la ciudad) son muy concurridas, cuenta con una gran cantidad de cafeterías con terraza donde sentarnos. A lo largo de ambas calles hay varias cafeterías a elección del visitante.

Para los interesados, además de un café, de probar algo de la isla se recomienda pedir cerveza artesanal de la isla, queso asado con mojo, chicharrones, etc.

 

Visita a San Francisco

Aprovechando el recorrido, además de ver la plaza, se recomienda entrar al museo insular, con una interesante colección de arte y de taxidermia (L-S 10:00-20:00; D 10:00-14:00).

Recomendable visitar la iglesia si es posible (18:00-20:30 todos los días). Encontraremos una excelente colección de arte flamenco (Santa Ana Mettertia, Inmaculada Concepción, etc.), arte mexicano (Cristo de la Piedra fría), andaluz (el espectacular Cristo de la caída de Benito de Hita y Castillo) y mucho más.

 

La Alameda y el barco

Una vez hayamos "cargado las pilas" lo mejor es seguir hasta la plaza de la Alameda (5 minutos). En esta coqueta plaza la historia nos seguirá acompañando: la Cruz del Tercero (cruz fundacional de la ciudad), un quiosco ecléctico, la estatua del enano y el barco de la virgen. Se trata de una nave construida en cemento pero parece de madera. Se recomienda visitar el museo naval, que está en su interior y donde se expone la historia marinera de la ciudad (L-V 10:00-17:00; S-D 10:00-14:00).

 

Castillo de la virgen

Si desde el barco de la Virgen miramos hacia el risco veremos un castillo en lo alto. Dicho edificio no es un castillo de verdad, sino que es usado para en una representación teatral conocida como "Diálogo entre el castillo y la nave" en las fiestas lustrales.

Si accedemos a él, además de las vistas al mar y la ciudad, observaremos los pequeños cañones (usados para la obra de teatro) y otros cañones más grandes que sí son originales.

 

Virgen de las Nieves

La patrona de La Palma se encuentra en lo alto de la ciudad. Aunque pueda parecer muy lejos no supondrá más de 35 minutos de caminata. Partiendo desde el castillo de la virgen subimos por la cuesta de la encarnación, hasta que nos encontremos una carretera a nuestra izquierda, que debemos tomar. Al llegar a la pequeña rotonda seguiremos recto hasta llegar al final de la carretera. Ahí giraremos a la izquierda hasta llegar a la iglesia. Allí podremos visitar a la virgen y un museo.

 

Reponer fuerzas

Después de haber ido y venido desde la iglesia de Nuestra Señora de Las Nieves lo mejor es cargar las pilas. Tanto en la calle real (Anselmo Pérez de Brito y O'Daly) como en la Avenida Marítima hay una gran cantidad de restaurantes y cafeterías en la que disfrutar un poco más de la ciudad.

Para volver de nuevo al puerto se recomienda hacer el paseo a través de la Avenida marítima, lo que nos permitirá disfrutar de otra parte de la ciudad.

 

Avenida Marítima

Santa Cruz de La Palma es una ciudad costera. Además de divisar el mar en la avenida marítima contemplaremos edificios históricos de gran importancia, destacando el Castillo de Santa Catalina (el principal de la isla y el único castillo del estilo de los reyes Austrias que queda en Canarias) y los famosísimos balcones marítimos de La Palma.

Si seguimos este camino volveremos al puerto, terminando nuestro apacible paseo por la ciudad.