Senderismo por el corazón de la Gomera

Senderismo por la isla de La Gomera

Senderismo por el corazón de La Gomera

Situada en el municipio de Hermigua, esta ruta atraviesa un valle que capta las nubes arrastradas por los vientos alisios. Este elevado grado de humedad aumenta la frondosidad de la zona, con conjuntos vegetales como el brezal de crestería, el fayal y la laurisilva. Destaca la gran variedad de árboles endémicos de Garajonay, como el viñátigo, el laurel y el til. Este trekking por el monte de La Gomera acaba en el chorro del Cedro, salto natural de agua de 150 metros de altura que todo el año alimenta las presas del valle agrícola de Hermigua.

 

Camino de laurisilva hasta una ermita singular

Con seis kilómetros de ruta y un desnivel medio de 551 metros, el itinerario hasta El Cedro combina senderos acondicionados y pista forestal durante unas tres horas y media de recorrido. Además de sus valores botánicos y etnográficos, el tramo final del trekking llega hasta una ermita de historia singular. Construida en 1935 por una institutriz inglesa que trabajó para una rica familia, su fiesta del último domingo de agosto fue la más importante de la isla. En 1984 la romería se convirtió en procesión y almuerzo popular.